Sin categoría

La prórroga del estado de emergencia hasta el 15 de octubre es apoyada por el Parlamento italiano

Dichas decisiones se han tomado con la idea de poder gestionar la crisis del coronavirus de una forma más eficaz. Dicha afirmación surgió luego de que se recabara recientemente el apoyo del Parlamento, aunque la misma presentó la oposición de los partidos de derecha.

La semana pasada acudió a la cámara de diputados el primer ministro, Giuseppe Conte, con el fin de solicitar tal extensión del estado de alarma justo cuando faltaban dos días para la expiración de la que se encontraba en vigencia, como ya se había logrado antes en la otra sede parlamentaria, el Senado. De acuerdo al primer ministro ello «Permite activar poderes y potestades necesarios para afrontar eficaz y rápidamente la crisis en curso».

Por el contrario, que en la Cámara Alta, dicha aprobación por parte de los diputados se había dado por descontada debido a que la coalición de Gobierno, es decir, el Movimiento 5 Estrellas (M5S), el Partido Demócrata (PD) y otras fuerzas progresistas, presentan una mayoría holgada dentro de esa cámara.

286 diputados italianos votaron finalmente a favor de la prórroga, mientras que 221 en contra y 5 se abstuvieron. Por lo que el Consejo de Ministros debió reunirse nuevamente debido a muchos factores, entre los que Conte justificó la medida con la situación que han venido registrando diversos países vecinos, como España, Francia y los de los Balcanes, que en su opinión «imponen una actitud de atenta vigilancia».

Este actual estado de emergencia fue aprobado el pasado 31 de enero, en el momento en que solo fue confirmado el caso de dos turistas de origen chino con el coronavirus que llegaron a Roma, el cual tendría una duración de seis meses, es decir, hasta el 31 de julio. Pero la crisis se desató un mes después, cuando el 21 de febrero, se anunciaron los primeros casos autóctonos sobre todo en la región de Lombardía, y desde entonces Italia ha sumado 246.500 contagios y 35.100 muertes.

Gobernar por decreto

En la actualidad la situación es otra, ya que la curva epidemiológica se encuentra en mínimos, pero Conte continúa insistiendo en que el virus «sigue en circulación» y el estado de emergencia en primer lugar le permite al Gobierno poder actuar a mayor velocidad. Lo que se puede traducir, que debe ser por decreto, sin que tenga que pasar por el Parlamento.

Pero no solo se trata de eso, sino que además tal situación conlleva importantes implicaciones dentro del ámbito sanitario, escolar y laboral. Inicialmente, la prórroga permite mantener la vigencia de una serie de normas que fueron aprobadas durante la emergencia, pero también hace posible preservar las prerrogativas asignadas al jefe de la Protección Civil y los poderes extraordinarios de las administraciones regionales.

En cuanto al tema laboral, le permite el teletrabajo a miles de personas, y en el ámbito educativo, el comisario para la emergencia, Domenico Arcuri, cuenta con la posibilidad de adquirir de manera extraordinaria material para que la vuelta al colegio en septiembre pueda darse con la mayor seguridad.