Sin categoría

¿Cómo funciona el seguro médico en Italia?

En la nación italiana el organismo encargado de prestar la asistencia sanitaria cuando un cliente la necesite es el Servizio Sanitario Nazionale -o por sus siglas SSN-, de acuerdo a su gestión descentralizada el Servicio Sanitario Nacional se encuentra desglosado en varios servicios regionales los cuales se han denominado Azienda Sanitaria Locale (ASL, traducido como: Agencia Sanitaria Local), los cuales gozan de una alta autonomía y además se reparten por toda la península, de acuerdo a su disparidad de recursos existen muchas diferencias considerables entre regiones como por ejemplo: listas de espera, calidad de atención sanitaria, entre otros.

La cobertura del Servicio Sanitario Nacional es bastante amplia, quienes se encuentren inscritos dentro de esta organización tienen derecho a las prestaciones del sistema público de salud, para ganar acceso a atención médica de manera gratuita en las siguientes áreas: pediatría, consultas de medicina general, odontología, obstetricia y ginecología, hospitalización, fármacos recetados o diferentes productos farmacéuticos que se encuentran en abundancia dentro de los anaqueles de los establecimientos sanitarios públicos, mientras que todas las demás prestaciones que se encuentran involucradas en el área de salud como por ejemplo: consultas especiales, especialidades médicas, servicios de laboratorio y prótesis, sólo se encuentran parcialmente cubiertas; para poder ser atendido de manera gratuita se hace necesario el acudir a diferentes centros que pertenezcan al SSN.

De acuerdo a que una gran parte de los ciudadanos italianos tienen la oportunidad de gozar de este servicio en una emergencia médica, las listas de espera para la atención sanitaria se vuelven cada vez más largas, por lo que muchas de estas personas toman la opción de buscar asistencia médica privada para solventar su problema de salud con mayor rapidez, en este caso acudir a un médico general se encuentra entre los 50 y 80 euros mientras que las consultados con los especialistas pueden alcanzar un costo igual a 150 euros, monto que puede incrementarse dependiendo de la especialidad médica que sea requerida.

Este servicio también ofrece cobertura en recintos sanitarios externos a Italia pero que se encuentran en el continente europeo, un ejemplo de una compañía sanitaria que acepta este modo de pago es Hospiten ubicado en España, sin embargo, si se trata de un emigrante que viaja a Italia la situación es un poco distinta debido a que su cobertura en cuanto a servicios de salud va a depender de su situación económica, nacionalidad y la duración de su estancia dentro de las áreas italianas:

  1. Si ud es un ciudadano europeo y su estancia dentro de Italia no alcanza a 12 meses, entonces antes de viajar a Italia debe solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea la cual cubre los gastos de una persona con dichos parámetros de viaje.
  2. Si el viaje a Italia se debe a un traslado de tipo laboral generalmente durante el transcurso de dicho traslado, seguirá estando de alta en la seguridad social manejada en su país de origen. Lo que significa que ni la tarjeta sanitaria europea o la de seguridad social de su país va a poder cubrir todos los gastos, por lo tanto es conveniente suscribirse a un seguro médico para expatriados en Italia.
  3. En el caso de que ud vaya a establecerse en Italia debe darse de alta en la Agencia Sanitaria Local de su residencia y luego poder acogerse al SSN, para esta paso necesita una serie de documentos como: documento de identidad en vigencia, acreditar su residencia, número de identificación fiscal y haber escogido una cita con un médico general. Finalmente luego de cumplir con estos trámites va a recibir una tarjeta sanitaria -tessera sanitaria-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *